jueves, 2 de octubre de 2014

NUEVOS COMPAÑEROS

A principios de septiembre nueve compañeros llegaron al Noviciado para incorporarse a este camino de seguimiento del Señor que es la Compañía de Jesús. La comunidad se renovaba y recreaba. Se trata de Manuel Carrasco (Badajoz), Joaquín Ferrer (Cádiz), Nacho Narváez (Málaga), José Luis Olea (Lleida), Luis Ortuño (Alicante), Rodrigo Sanz (Valladolid), César Triviño (Granada), Manuel Vargas (Madrid) y Álvaro Zapata (Córdoba).

Rodrigo, César, José Luis, Nacho, Manuel C., Luis, Joaquín, Álvaro y Manuel V., que es sacerdote de la diócesis de Getafe.














El viernes 26 de septiembre, tras unas semanas de toma de contacto y aterrizaje, que nuestra tradición llama de Primera Probación, fueron inscritos en la Compañía durante la celebración de la Eucaristía. Después de la comunión, uno a uno pidieron su admisión en la Compañía mediante una sencilla oración personal y el Maestro de novicios los fue inscribiendo. A partir de este momento comienza propiamente para ellos el tiempo de Noviciado, en el que seguirán profundizando en su vocación y en el conocimiento de Jesús y de la Compañía. 

Pedimos al Señor que les siga acompañando para que, de su mano, lo encuentren en todas las cosas.




domingo, 21 de septiembre de 2014

EXPERIENCIAS DE VERANO

El próximo martes 23 de septiembre le diremos adiós al verano. Éste es un tiempo diferente en el Noviciado, ya que una gran parte de él la pasamos fuera de San Sebastián. 

En la última semana de junio fuimos dejando nuestra casa rumbo a las distintas experiencias y misiones. El Hogar de San José del barrio de Natahoyo en Gijón, la comunidad jesuita de Durango, los campos de trabajo en Almería, las colonias del barrio del Raval en Barcelona, la visita a nuestras familias... fueron solo algunos de los lugares donde Dios siguió hablando en nuestras vidas.

Para los que entonces eran compañeros de segundo también fue un verano especial. Pepe, Andrés, Óscar y Borja pasaron un tiempo en las comunidades jesuitas de Loyola, Javier, Villagarcía de Campos y Alcalá de Henares, respectivamente. Además, en la primera parte del verano realizaron una de las experiencias a las que se refieren las Constituciones de la Compañía de Jesús como principales para el tiempo de noviciado: la peregrinación.

A continuación os ofrecemos el testimonio de Pepe:

"En el verano del segundo año de noviciado Andrés y yo hemos peregrinado desde el Santuario de Loyola (Guipúzcoa) a Santo Toribio de Liébana (Cantabria) durante quince días, de la mano del Señor, pidiendo cada día comida y alojamiento.
A lo largo del camino no sólo el paisaje cambió sino que nos ocurrieron muchas cosas: desde ampollas y lesiones, días de lluvia que nos dejaba empapados y calados, puertas cerradas y malos gestos, hasta días espléndidos de sol, personas formidables que nos abrían las puertas de su casa y de su corazón, risas y múltiples anécdotas.
He ido aprendiendo a caminar al ritmo del otro, a pararme y esperar, a no querer salirme siempre con la mía. El Señor me invitaba a caer en la cuenta de que yo no soy el centro y de que si como jesuita estoy llamado a servir a otros, necesito aprender a caminar junto a ellos".




jueves, 18 de septiembre de 2014

PRIMEROS VOTOS

Tras dos intensos años de Noviciado, nuestros compañeros Andrés, Borja, Óscar y Pepe hicieron este sábado 6 de septiembre sus Primeros Votos en la Compañía de Jesús.


Fue en la Basílica de S. Ignacio, en Loyola, en medio de un día espléndido de sol que parecía acompañar la alegría de los votantes y de los muchos familiares, amigos y compañeros jesuitas que quisieron estar en un momento tan importante para estos cuatros amigos en el Señor. 

Antes de la comunión, ante el Padre Francisco José Ruiz, Provincial de España, nuestros cuatro compañeros prometieron vivir en pobreza, castidad y obediencia perpetuas en la Compañía de Jesús. 


Como recordaba en su homilía el Provincial, días como el de los Primeros Votos hacen, si cabe, más presente la irrupción de Dios en medio de nuestra historia, ayudándonos a ver que otra forma de vivir es posible. Fue un día para dar gracias.

Deseamos que el Señor siga acompañando a estos nuevos jesuitas en esta nueva etapa de formación que ahora comienzan.

Por otro lado, la vida continúa y se renueva en el Noviciado. El 4 de septiembre llegaron a casa los nueve compañeros que han empezado ya el tiempo de Primera Probación. Desde aquí les damos también la bienvenida y pedimos que el Señor les siga acompañando en esta etapa.







AMDG