miércoles, 16 de abril de 2014

LLAMADOS PARA LA MISIÓN

Apenas tres semanas en San Sebastián tras el final del mes de Ejercicios y otra vez repartidos en misión. El pasado 6 de marzo, tanto los novicios de 1º como de 2º, comenzamos el mes de hospitales y comunidades respectivamente. ¿De qué se trata?

A muchas personas sorprende que los novicios jesuitas dediquen más de un mes al servicio en un hospital. No obstante, esta experiencia se entronca en los mismos orígenes de la Compañía y aún antes. Ignacio de Loyola, durante sus años de peregrino, solía hospedarse en los hospitales, donde atendía y acompañaba a los enfermos. Ésta se convirtió en la costumbre del grupo de compañeros de París cuando llegaban a una nueva ciudad. Más tarde, cristalizó como práctica habitual de los jesuitas, desde los novicios hasta los sacerdotes ya formados.

En la actualidad, esta experiencia tiene lugar inmediatamente después del mes de Ejercicios, en un hospital psiquiátrico, regido generalmente por alguna orden religiosa. Nuestros compañeros de 1º se han distribuido de la siguiente manera: Juan a Málaga, Luis Clemente a Burgos, Luis Delgado a Mondragón (Guipúzcoa), Quique a Palencia y Carlos a Las Hurdes (Cáceres).

La experiencia de comunidades, por su parte, busca acercar a los novicios a la vida habitual de un jesuita inmerso en el trabajo apostólico. La actividad principal suele desempeñarse en un colegio, aunque también colaboramos en las diversas obras jesuitas de la ciudad. Los destinos este año han sido: Óscar a Zaragoza, Pepe a Tudela (Navarra), Andrés a Villafranca de los Barros (Badajoz) y Borja a Oviedo.
Repartidos en misión vamos a vivir la Pascua unidos en torno al Señor Jesús: ¡que la alegría del Señor resucitado sea nuestra fuerza!


jueves, 10 de abril de 2014

NOCHE XD

Hace unos años, el noviciado promovió una experiencia de talleres y oración durante la noche bajo el título NocheXD (Cristo en Donostia). El pasado 28 de febrero asistimos a su cuarta edición. En esta ocasión jesuitas y colaboradores nos coordinamos en la organización.

Nos reunimos algo más de 50 personas de distinta procedencia (San Sebastián, Vitoria, Durango, Bilbao y Madrid) con un objetivo: pasar una noche bajo el lema tras la alegría del Evangelio. Nuestro punto de encuentro fue San Ignacio Ikastetxea, donde se desarrollaron las dinámicas de presentación, la cena y la oración de envío. Después de la medianoche nos dirigimos al Santuario de Loyola, en Azpeitia, para participar en los talleres. A través de cuatro testimonios y diversas actividades buscamos encontrarnos con Jesús en la ecología, los márgenes, la música y la contemplación. Al amanecer, todo lo vivido durante la noche culminó con la Eucaristía que celebramos en la Capilla de la Conversión. Un lugar señalado donde, casi 500 años atrás, Ignacio de Loyola experimentó el encuentro con Jesús que dio un giro a su vida.

El punto final lo pusimos donde comenzamos, disfrutando de un estupendo chocolate con rosquillas que nos devolvió la energía después de una noche tan intensa.


jueves, 13 de marzo de 2014

EN LA TIERRA DE S. JOSÉ PIGNATELLI

Al concluir el mes de Ejercicios la comunidad del noviciado disfrutamos de unos días de descanso en Zaragoza. Además de conocer la ciudad y la realidad de la presencia jesuítica en ella, nos animaba acercarnos a la figura de San José Pignatelli (1737-1811). Este jesuita zaragozano fue referencia clave para sus compañeros en los años de supresión de la Compañía a fines del s. XVIII y precursor de su restauración, de la que celebramos este año su bicentenario.



Acompañados por Ramón Correcher SJ visitamos la Catedral de la Seo, la Basílica del Pilar y el Real Seminario de San Carlos, antiguo colegio jesuita de la Inmaculada entre los siglos XVI y XVIII. Allí les fue comunicado a José Pignatelli y sus compañeros el decreto de expulsión de Carlos III el 3 de abril de 1767. En la iglesia conservada tal cual estaba entonces hicimos memoria de aquel momento tan doloroso de nuestra historia.



Durante nuestra estancia disfrutamos de la hospitalidad de las comunidades jesuitas del Centro Pignatelli y del Colegio del Salvador. En el viaje de regreso nos detuvimos primero en el Monasterio de Veruela, de origen cisterciense, que tras la desamortización fue casa de formación de la Compañía durante casi cien años. En el recorrido nos guiaron dos miembros de nuestra comunidad, Juan José Iragorri SJ y Leopoldo Pallarés SJ, que realizaron allí el noviciado y la tercera probación respectivamente. A continuación pasamos por Tudela, donde nos acogió nuestra comunidad con la que compartimos la mesa y donde visitamos la Parroquia de Ntra. Sra. de Lourdes, el Centro social P. Lasa y el Colegio San Francisco Javier.